Ya se ha convertido en un clásico del verano: tras una temporada espectacular, elSevilla pierde a sus mejores futbolistas y toca volver a construir un equipo campeón. Lo que resultaría un imposible para el resto de los mortales, es el pan de cada día de Monchi, el mejor secretario técnico que conozca el mundo del fútbol. A continuación, una selección de sus 5 mejores fichajes para la entidad hispalense:

5. Ivan Rakitic

La prometedora carrera del talentoso centrocampista croata parecía estancada, y pese a ser una de las referencias del Schalke 04, no surgía la oportunidad de dar el salto a un grande. Sin embargo, en enero de 2011 Monchi se iba a cruzar en su camino para darle la oportunidad de convertirse en el abanderado del resurgir del Sevilla. Y Rakiticrespondió. Enseguida se alzó como un líder tanto en el campo como en el vestuario y su juego, goles y carisma encandilaron a la parroquia del Sánchez Pizjuan. Hoy por hoy, es uno de los mejores del mundo en su posición

4. Dani Alves

Posiblemente, Alves fue una de las apuestas más arriesgadas de Monchi en su trayectoria como secretario técnico. El lateral brasileño apenas había destacado en el modesto Bahía brasileño, pero esto no resultó un impedimento para que su talento llamase la atención del Sevilla. Su adaptación fue excepcional y durante 6 temporadas brindó a la afición hispalense el placer de disfrutar del mejor lateral derecho del mundo. Su capacidad física y ofensiva le convirtieron en el auténtico canalizador del juego del equipo, siendo uno de los máximos exponentes de aquel Sevilla que encandiló a Europa.

3. Carlos Bacca

Haciendo gala de su habitual sexto sentido, el secretario técnico sevillista decidió apostar por un semi desconocido punta colombiano que se estaba hartando de perforar redes con el Brujas de la liga belga. Como de costumbre, el experimento salió bien y Bacca se convirtió en uno de los puntas de referencia del panorama mundial y en leyenda del Sevilla tras ser el héroe de la Europa League de 2015.

2. Andrés Palop

Monchi supo pescar en aguas revueltas, y sabedor de las malas relaciones entre Palop y Cañizares  en su competencia por la portería de Mestalla, convenció al meta valenciano para defender el arco hispalense. El acierto no pudo ser mayor, Palop se convirtió en el mejor portero en la historia de la entidad, siendo uno de los principales artífices del periodo más exitoso de la entidad. En la memoria de la hinchada sevillista, sus espectaculares estiradas y su jerarquía y liderazgo como capitán y, sobre todo, aquel milagro de Donetzsk en forma de gol.

1. Frédéric Kanouté

Nadie podría imaginar que ese espigado y desgarbado delantero africano, de apellido extraño y del que nadie había oído hablar jamás por Sevilla, se iba a convertir en el mejor jugador que jamás haya vestido la elástica rojiblanca en los más de 100 años del club. Pero así sucedió, Monchi lo volvió a hacer y se sacó de la manga un as que condujo al Sevilla a la gloria gracias a sus más de 130 goles en casi 300 partidos oficialesKanouté, una auténtica leyenda y un símbolo de compromiso, esfuerzo y solidaridad.